Apoyo al deteriorado sistema democrático en Venezuela; respeto a los derechos democráticos en Nicaragua; y memoria, reparación y justicia para las víctimas de los 50 años de terrorismo en el conflicto de Colombia, han sido las prioridades políticas de los miembros del Grupo PPE que han participado esta semana en la novena sesión plenaria de la Asamblea Parlamentaria Euro-Latinoamericana (EuroLat).

En la declaración conjunta realizada con los miembros de los partidos hermanos de la Asamblea EuroLat, los eurodiputados del Grupo PPE destacaron también su apoyo a las negociaciones que se están llevando a cabo para una rápida conclusión del Acuerdo de Asociación entre la UE y el Mercosur.

El eurodiputado y portavoz del Grupo PPE en la Delegación de la Asamblea Parlamentaria Euro-Latinoamericana y presidente de la Delegación para la Comunidad Andina, Luis de Grandes, hizo un claro llamamiento a la solidaridad con los venezolanos: “No podemos seguir cerrando los ojos ante las impactantes imágenes de personas que mueren de hambre, de jóvenes que encuentran su propia tumba en las cárceles, de políticos arrestados cuyo único delito es pertenecer a los partidos de la oposición en Venezuela. Nos unimos al llamamiento de millones de personas que piden un referéndum revocatorio antes de que finalice el año 2016, como  única medida democrática y constitucional que puede reforzar el derecho del pueblo de Venezuela a decidir sobre su propio futuro. La democracia no es negociable. Nos mantenemos firmes en nuestro apoyo  a los venezolanos en su lucha por la libertad y por recuperar su dignidad”.

Asimismo, Luis de Grandes lamentó que no se haya establecido una misión de observación internacional para las elecciones presidenciales en Nicaragua del próximo mes de noviembre: “la negativa a que miembros de la oposición participen en las elecciones es una violación a los principios democráticos. Deploramos también la destitución ilegal de 28 miembros de la oposición democrática. La intención del presidente Ortega es mantenerse en el poder utilizando todos los medios posibles: por una reforma espuria de la Constitución en el pasado, ha establecido el control de todas las instituciones, sin respetar la separación de poderes y ha intentado imponer un régimen nepotista con un solo partido político que tiene un nivel de corrupción inaceptable”.

“Los países de la UE, Latinoamérica y el Caribe son aliados naturales a los que nos unen lazos históricos, culturales y económicos, y además cooperan estrechamente con nosotros a nivel internacional. Ha llegado el momento de que esta relación se refuerce y de incrementar nuestras relaciones políticas, comerciales y de cooperación”, dijo el eurodiputado del Grupo PPE Antonio Tajani.

El también Vicepresidente del Parlamento Europeo responsable para las relaciones con Latinoamérica añadió que “no podemos dejar América Latina y el Caribe en manos de los chinos o de los norteamericanos, tenemos que estar más presentes en esta región. El resultado de las elecciones en Argentina y el cambio de la presidencia en Brasil, además de la presidencia rotatoria del Mercosur por parte de Venezuela, son pruebas claras que demuestran una voluntad inequívoca de avanzar en la búsqueda de un acuerdo comercial ambicioso y equilibrado para ambas partes. Ello incentivará el crecimiento económico, la creación de empleo, el desarrollo social y la cooperación, desembocando en la creación de un marco legal estable que asegure el mayor nivel de protección de los consumidores y del medioambiente”.

Other related content