LAS OPINIONES AQUÍ EXPRESADAS PERTENECEN A LA DELEGACIÓN NACIONAL Y NO REFLEJAN NECESARIAMENTE LAS DEL GRUPO POPULAR EN SU CONJUNTO

El eurodiputado del Partido Popular Gabriel Mato insta a que se agilice el proceso de negociación con los Estados Miembros, prevista en las próximas semanas, de cara a la puesta en funcionamiento cuanto antes del certificado verde digital con el fin de que los ciudadanos puedan recuperar su derecho a circular libremente por la Unión Europea.

Gabriel Mato lamenta que, pese a que la Comisión Europea planteara el pasado 17 de marzo una propuesta de reglamento para su creación, “se ha perdido demasiado tiempo en la discusión sobre la implantación de un certificado de vacunación unificado y reconocido en toda la UE” e insiste en que “se trata de una medida que permitirá reactivar la economía, el turismo y creará empleo”.

Explica que el certificado verde digital europeo representa un importante avance, al acreditar que una persona ha recibido una vacuna, ha obtenido un resultado negativo en las pruebas o se ha recuperado de COVID-19 y tiene una inmunidad natural.

En este sentido, insiste en que representa “una oportunidad para que los Estados Miembros puedan ajustar las restricciones existentes, facilitar los viajes y tratar a los ciudadanos de la UE de forma equitativa”. De esta forma, precisa, permitirá el cumplimiento de un derecho fundamental sin que suponga ninguna discriminación ni la coexistencia de diferentes documentos nacionales de vacunación, “lo que reducirá la posibilidad de que surjan conflictos en el ejercicio de los derechos de libre circulación”.

No obstante, aclara que los Estados Miembros seguirán siendo responsables de establecer restricciones de salud pública a los titulares del certificado.

Gabriel Mato destaca que, pese a la relevancia de contar con el certificado verde digital, se trata de un aspecto que forma parte de un conjunto de medidas más amplias que son necesarias aplicar para hacer frente a la pandemia, reactivar la economía y recuperar la normalidad.

En este sentido, incide en que la herramienta más importante se centra en un rápido despliegue de las vacunas, con el fin de inmunizar a la mayor parte de la población posible, además del distanciamiento social necesario hasta que la mayoría de los ciudadanos no estén vacunados.

Por todo ello, el eurodiputado canario hace un llamamiento a que los productores de vacunas cumplan con sus obligaciones contractuales y añade que, en caso contrario, los Estados Miembros deben de poder restringir las exportaciones de vacunas.

NOTAS A LOS EDITORES

El Grupo PPE es el grupo político más numeroso del Parlamento Europeo con 175 Miembros de todos los países

Contenido relacionado