LAS OPINIONES AQUÍ EXPRESADAS PERTENECEN A LA DELEGACIÓN NACIONAL Y NO REFLEJAN NECESARIAMENTE LAS DEL GRUPO POPULAR EN SU CONJUNTO

“Es inaceptable que se cuestione el estado de derecho en España y la labor de los jueces españoles”, dice el Portavoz popular en el Parlamento Europeo

El Portavoz del PP y Vicepresidente primero del Grupo PPE en el Parlamento Europeo, Esteban González Pons, ha asegurado que el Secretario de Estado de Migración y Asilo, Theo Francken, ha incumplido los principios de solidaridad y colaboración leal entre los países de la UE, al haber asegurado esta mañana que el ex presidente catalán Carles Puigdemont podría recibir asilo político en Bélgica tras un eventual juicio por su papel en la declaración ilegal de independencia de Cataluña.

“Sin tener ningún motivo ni competencias para ello, y adelantándose a cualquier acontecimiento, Francken se permite valorar un posible juicio a Puigdemont haciendo graves acusaciones al sistema judicial español, a la labor de los jueces españoles, y al estado de derecho en España”, dijo González Pons.

“Se trata de un ataque inaceptable de un miembro del Gobierno belga a otro estado de la UE como España que espero sea corregido inmediatamente”, añadió el líder de los populares en el Parlamento Europeo. Aceptar una petición de asilo de Puigdemont, dijo también, sería contrario a los Tratados de la UE y a las normas internacionales en materia de asilo, ya que éstas establecen que carecerán de derecho al asilo las personas sobre las cuales existan motivos fundados para considerar que han cometido un delito grave fuera del país de refugio, así como las personas que sean culpables de actos contrarios a las principios de Naciones Unidas, entre los que se encuentra la integridad territorial de los Estados miembros.

“España es una democracia consolidada en la que impera el estado de derecho, la separación de poderes y en la que se respetan los derechos y libertades de todos los ciudadanos, al igual que ocurre en los otros 27 países de la UE. Declaraciones como las del Sr. Francken perjudican gravemente la labor que debemos hacer entre todos para preservar los principios democráticos en la UE”, dijo González Pons.

Por otra parte, dijo González Pons, no es posible aceptar lecciones de alguien que ha sido juzgado en su país por incumplir una decisión judicial, en referencia a la multa de 4.000 euros diarios impuesta a Francken en 2016 por negarse a ofrecer un visado humanitario a una familia siria pese a que la justicia había fallado a favor de su concesión.

González Pons ha recordado que Theo Francken pertenece a la Alianza Neo-Flamenca, cuyo programa político propone la independencia de Flandes respecto de Bélgica, y que otros políticos belgas, como la diputada del partido CDH Catherine Fonck ya han criticado el posicionamiento de Francken.