LAS OPINIONES AQUÍ EXPRESADAS PERTENECEN A LA DELEGACIÓN NACIONAL Y NO REFLEJAN NECESARIAMENTE LAS DEL GRUPO POPULAR EN SU CONJUNTO

Los eurodiputados del PP Ramón Luis Valcárcel, Esther Herranz, Gabriel Mato y Pilar Ayuso solicitaron hoy a la Comisión Europea que elabore “un estudio de impacto previo sobre las consecuencias que podría tener la liberalización de las exportaciones de zumo de naranja brasileño para las producciones españolas” antes de aceptar esa medida en el marco de las negociaciones para el Acuerdo UE - Mercosur.

La Comisión se encuentra ultimando dichas negociaciones, que han de culminar en la firma del tratado comercial con los socios latinoamericanos. Como explicó Valcárcel, “profundizar en las relaciones comerciales con Mercosur será altamente beneficioso para la sociedad europea en su conjunto, ya que permitirá duplicar el valor de nuestras exportaciones a esa región, actualmente valoradas en unos 66.000 millones de euros al año”. Sin embargo, puntualizó que “todo acuerdo de libre comercio que firme la UE debe garantizar una protección real y efectiva de nuestros sectores sensibles”.

En las actuales negociaciones con Mercosur la Comisión Europea está dispuesta a aceptar una liberalización de las entrada del zumo de naranja brasileño en la UE, lo que “podría provocar una desestabilización de los precios en la UE, circunstancia que podría extenderse al mercado en fresco ya que aumentaría el volumen de naranjas españolas que dejarían de ser destinadas a zumo”, indicaron los europarlamentarios populares en su pregunta a la Comisión.

Destacaron que “aunque Mercosur constituye un importante mercado para algunos productos, el Acuerdo no debe realizarse en detrimento de sectores clave de la agricultura europea, como son los cítricos españoles”.

Según recordó Valcárcel, “no puede hacerse ninguna concesión más que les perjudique”, añadiendo que “no hay que olvidar el error cometido con las naranjas de Sudáfrica, para las que se ha ampliado el periodo en el que pueden entrar en la UE libres de aranceles”.

Para evitar que puedan volver a producirse episodios de esta naturaleza, los populares quieren saber “cómo piensa la Comisión que se podría compensar a los productores europeos afectados por una posible desestabilización del mercado”, según se puede leer en su interpelación.